Nazi Lauck NSDAP/AO. Espanola. Violencia . . .

Nazi Lauck NSDAP/AO

El NSDAP/AO y la Violencia

Los medios de comunicación retratan a menudo a los nacionalsocialistas como terroristas violentos. ¿Pero cómo ve el NSDAP/AO realmente la violencia?

El NSDAP/AO ni aprueba ni condena la violencia per se. Violencia es meramente un método. Ni es buena, ni es mala intrínsecamente.

¡De hecho, la Revolución americana de 1776 fue muy violenta! La llegada de Hitler al poder en 1933, por otro lado, fue tan pacífica que ha sido descrita por amigos y enemigos por igual como "una revolución sin romper el vidrio de una ventana."

"La política es el Arte de lo Posible"

Los nacionalsocialistas americanos disfrutan de lejos una cantidad de libertad política mayor que nuestros camaradas en cualquier otro país. El fracaso en usar eficazmente esa libertad sería negligente. La acción irresponsable que podría poner en peligro esa libertad sería francamente delictiva.

Es importante comprender que la actividad clandestina es mucho, mucho más difícil que la actividad legal.

Aquéllos que fracasan en el activismo legal (si de hecho alguna vez realmente hicieron un esfuerzo inteligente, serio y a largo plazo) ciertamente no tendrán éxito en el activismo ilegal.

En países donde el Nacionalsocialismo es ilegal, la actividad clandestina entra en dos categorías: violenta y no-violenta. Aquí, también, lo último es menos difícil que lo anterior. Esto es especialmente verdad debido a nuestra logística: nos falta una totalmente segura base extranjera en un país con un gobierno extranjero que nos apoye. (El Gobierno de los EE. UU. tolera el molino de propaganda del NSDAP/AO en América, pero aplastaría inmediatamente cualquier "base terrorista".)

Por consiguiente, el NSDAP/AO se dedica a la actividad legal en países donde el Nacionalsocialismo es legal... y actividad no-violenta e "ilegal" en países donde el Nacionalsocialismo está prohibido.

Una Alternativa a la Violencia

El gobierno y los medios de comunicación anti-NS alegremente citan nuestros mensajes más estridentes para "demostrar" que somos "terroristas." Sin embargo, incluso estos mensajes tienen un propósito constructivo:

Cuando la represión política crece en países como Alemania, más y más activistas nacionalsocialistas se sienten tentados para reemplazar o suplementar nuestras armas de propaganda con armas de otro tipo. Esto es, desde un punto de vista humano, completamente comprensible. Para mantener un poco de influencia moderadora en estos círculos, el tono de propaganda del NSDAP/AO debe volverse un poco más militante. (Yo señalé esto en el tribunal en el famoso proceso de Buckeburg en Alemania en 1979).

De hecho, el material de propaganda del NSDAP/AO ofrece una (no-violenta) forma alternativa de activismo político a patriotas cuyas organizaciones previamente legales han sido prohibidas por el régimen de Bonn. Si este material no existiera, la otra alternativa –violencia - parecería aun más atractiva a muchos frustrados patriotas. Por consiguiente, la propaganda del NSDAP/AO sirve para disminuir, no aumentar, la violencia.

Un Ejemplo Hipotético

Los ciudadanos americanos normalmente encuentran difícil de imaginar el tipo de tiránica opresión infligido a su propio pueblo por el llamado "gobierno democrático" de Alemania. ¡En nombre de la libertad ese Gobierno proscribe cualquier medio de expresión al Nacionalsocialismo: partidos políticos, literatura, ropa, símbolos, incluso canciones!

Para entender la situación mejor, aquí está un ejemplo hipotético:

Digamos, usted está liderando una actividad no-violenta en el movimiento antiabortista en los Estados Unidos.

En medio de la noche es despertado por el sonido de varias personas desconocidas rompiendo su puerta delantera y entrando en su casa. ¡La próxima cosa que usted sabe, es que tiene enfrente a varios hombres vestidos de paisano apuntando sus armas contra usted! No sabe quiénes son ellos o si planean matarle a usted y a su familia en ese momento y ahí mismo (Quizás después de tortura y violación). No obstante, usted sabe que la resistencia sería puro suicidio.

Finalmente usted está aliviado, aunque sorprendido, de oír que ellos son la policía. Pero usted se queda menos aliviado al oír que tienen una orden para registrar su casa y arrestarlo por cargos criminales.

¡Conducido a la comisaria se entera que ha sido acusado de terrorismo!!!

Después de días, semanas o incluso meses en la cárcel, consigue finalmente salir bajo fianza. Entretanto, su abogado lo ha visitado (en la cárcel) para discutir el caso.

La "evidencia" contra usted es sumamente débil.

Resulta que alguien a quien usted nunca conoció–y quién ni siquiera era un miembro marginal de su organización antiabortista - lanzó un cóctel molotov a través de la ventana de una clínica abortista. Cuando la policía hizo una incursión en su casa, encontraron una gran variedad de literatura antiabortista, incluido una hoja impresa que su organización había distribuido en gran cantidad.

¡Esa única hoja impresa fue bastante "evidencia" para convencer a un juez proabortista para firmar su orden de arresto!

Pasan seis meses o un año antes de su proceso. Durante los procedimientos, su abogado defensor señala hábilmente cuan ridículos los cargos son. De hecho, el fiscal no aporta ninguna evidencia sólida en absoluto.

Cuando la sentencia va a ser pronunciada, usted confiadamente espera. Usted está seguro de una absolución.

¡Excepto que el juez lo considera culpable!

¡Le sentencia a tres años de encarcelamiento! (Usted piensa en su esposa e hijo pequeño; él estará hablando antes de que usted le vea de nuevo. Y cómo sobrevivirán financieramente su esposa e hijos?!?)

El juez serenamente dice que, a pesar de la falta de evidencia en cualquier implicación directa, su clase de literatura antiabortista motivó el lanzamiento del cóctel, y que usted es "el padre espiritual del crimen."

Usted va a prisión. Cada apelación falla. Cumple la sentencia de tres años entera.

Esto sucede a docenas, incluso a cientos, de sus amigos activistas.

Además, el Gobierno prohibe casi todas las grandes organizaciones antiabortistas en todo el país, declarando que son el equivalente a "organizaciones criminales." Y la distribución de hojas impresas antiabortistas se convierte en un cargo criminal ("crimen de odio"?), que es punible con más cinco años de encarcelamiento.

¡Piense sobre eso!

Esto es exactamente lo que está pasando a los activistas anti-inmigración en la llamada Alemania "democrática" hoy.

Esto es por qué el potencial para la violencia está aumentando, no disminuyendo, a pesar del "severo castigo anti-terrorista" del Gobierno de Bonn.

De hecho, Bonn está haciendo todo lo que puede para animar el terrorismo. Quiere una excusa para intentar justificar su tiránica represión de disidentes políticos.

Más Pruebas

¿Pregunta: Cuál es la condena máxima por pasar de contrabando propaganda nacionalsocialista en Alemania? ¡Respuesta: cinco años!

¿Pregunta: Cuál es la condena máxima por pasar de contrabando ametralladoras y bombas en Alemania? ¡Respuesta: sólo tres años!

Conclusiones obvias

Primero, el Gobierno de Bonn no es una democracia libre. Es un régimen represivo.

Segundo, Bonn tiene más miedo de la actividad de propaganda no-violenta nacionalsocialista que del terrorismo.

Tercero, Bonn busca provocar un contraataque terrorista - una forma extrema de autodefensa renuentemente lanzada por pura desesperación–para justificar su incesante represión.

"Democracia" y "Soberanía" Refutadas por la prohibición del NS

¿Qué quiere el NSDAP/AO?

¡Libertad política!

¡Levantad la prohibición contra el nacionalsocialismo!

Esto es todo lo que queremos. Deseamos presentar abiertamente nuestras opiniones al público. Deseamos participar en elecciones democráticas. El pueblo alemán debe tener el derecho para votar por nosotros si quiere.

La negativa de ese derecho es incoherente con dos demandas fundamentales:

  1. que el Gobierno de Bonn es una "democracia libre", y
  2. que el régimen de Bonn es un "Estado alemán soberano" que representa al pueblo alemán... como opuesto a un régimen títere establecido por, y subordinado a, los enemigos de Alemania en la Segunda Guerra Mundial, a saber, las potencias aliadas.

Es muy significativo que los funcionarios de Bonn a veces buscan justificar la prohibición contra el nacionalsocialismo por referencia a las regulaciones de ocupación Aliadas... ¡e incluso a la "condicional" o "limitada" soberanía de su régimen!

Además, la simultánea legalidad de los hasta recientemente más poderosos partidos comunistas (financiados por el antiguo Bloque del Este comunista y en efecto aliado con el mayor enemigo político-militar del Oeste de la era de la postguerra, a saber la Unión Soviética) claramente demuestra lo que la prohibición NS era y no se refería a "la amenaza totalitaria contra la democracia" en general. De otro modo el "democrático" régimen habría prohibido a los partidos nacionalsocialistas y comunistas.

Esta clara contradicción tiene sólo una explicación: los comunistas, como "aliados" contra la Alemania nacionalsocialista, fueron (y son) permitidos participar en el gobierno de ocupación aliado que se hace pasar por un "Estado alemán soberano." Ese régimen dice a su vez que el pueblo alemán no tiene ningún derecho para votar por el partido de su elección a menos que sea primero "aceptado" por las fuerzas de ocupación enemigas, es decir, a menos que sea "democrático" o incluso "comunista"... de hecho todos EXCEPTO el nacionalsocialista.

La verdadera democracia alemana es imposible a menos que se levante la prohibición al NS.

La verdadera soberanía alemana es imposible a menos que se levante la prohibición al NS.

.

Asustado de su propio Pueblo

¿Qué hace a los políticos de Bonn vacilar para, simplemente, legalizar el nacionalsocialismo?

¡Porque tienen miedo de sus propio Pueblo!

Tienen miedo de la cantidad de apoyo que un partido nacionalsocialista puede obtener en Alemania.

La prohibición y la creciente represión demuestran más que nada la magnitud de este temor.

Si el movimiento nacionalsocialista carece de apoyo del Pueblo alemán como declara el régimen de Bonn, entonces la solución es simple:

Levante la prohibición. Permita a los nacionalsocialistas participar en elecciones. ¡Y entonces cuente el insignificante número de votos y declare: "Vean, nosotros les dijimos que no tienen apoyo en Alemania!"

¿Qué hace vacilar a Bonn?

¿Por qué busca Bonn en cambio provocar una campaña de terrorismo? (Como la de la RAF (Fracción del Ejército Rojo) en los años 70).

Hay sólo una explicación: Bonn tiene miedo. Bonn es mentiroso. Bonn sabe que un número sustancial de alemanes simpatiza con el nacionalsocialismo l.

"¿Libertad o Revolución?"

Los políticos de Bonn deben considerar esto:

Si el movimiento Nacionalsocialista llega al poder legalmente, la revolución será pacífica. Y una muy generosa, amplia, amnistía se ofrecerá a sus anteriores enemigos (como en 1933).... Pero si la revolución es violenta y acompañada de un gran derramamiento de sangre, entonces los traidores no serán tratados tan indulgentemente (es decir, los infames "procesos de Nuremberg" de la postguerra al revés).

Muchos funcionarios e incluso policías alemanes comprenden esto. Ellos evitan la supercelosa participación en la presente campaña de represión. Incluso algunos ayudan por medio de chivatazos. (Si cien policías están envueltos en un raid, solo uno necesita dar un chivatazo para que el raid fracase). Yo conozco muchos de tales incidentes.

Los políticos de Bonn son oportunistas materialistas. Pueden estar deseosos de perseguir, pueden encarcelar e incluso pueden matar por su llamada "democracia" pero no quieren sufrir o incluso morir por su causa.

Los nacionalsocialistas, por otro lado, son dedicados idealistas. No sólo quieren herir al enemigo. Ellos también sufrirán, se sacrificarán y, si necesario, morirán por su causa.

Esto es por lo qué nosotros eventualmente ganaremos.

Nosotros advertimos a Bonn:

¡LIBERTAD o REVOLUCIÓN!

Esto no significa libertad "a través de" la revolución.

Nosotros los nacionalsocialistas queremos convencer a las personas, no matarlas. Nosotros los nacionalsocialistas deseamos participar en elecciones, no poner bombas.

Si se pospone la libertad demasiado tiempo, si la represión alcanza un cierto grado, la revolución – tanto si la queremos o no - se volverá inevitable. Las bajas a ambos lados serán entonces culpa del régimen democrático antidemocrático. Y sus paniaguados pagarán el precio por completo.

Nosotros nacionalsocialistas demandamos:

¡LEVANTAD LA PROHIBICIÓN AL NS-!

Regreso a la Tabla de Contenidos